Embutidos

Sobrasada
La sobrasada de Menorca es un embutido crudo curado elaborado a partir de la carne magra y la chuleta del cerdo triturada y mezclada junto con la pimienta dulce, pimienta cocida y sal. En Menorca la sobrasada se comercializa en sus variantes “tierna” y “curada “”. La sobrasada tierna se embute dentro de la tripa delgada y se presenta cercada. Su sabor es suave y equilibrado y muestra un color rojo vivo. Las piezas se comercializan a partir del 5-6 días y tienen un peso mediano de unos 300 g. La sobrasada curada se embute dentro de la tripa más gruesa y necesita unos cuatro meses de curación antes de ser comercializada. Su gusto es intenso y presenta un color rojo oscuro. El peso se variable, entre 400 y 800 g.

Carn i Xulla
La “carn i xulla” es un embutido crudo curado, tradicional y típico de la isla de Menorca. Este producto es elaborado con carne magra (70%) y chuleta (30%) de cerdo picadas, condimentado con sal y especies y embutido en tripas.
El embutido se deja madurar durante unos 30 días antes de su comercialización y consumo.
Actualmente se está trabajando para conseguir el distintivo d’Indicación Geográfica Protegida por este producto.

El Botifarró
El “botifarró” es uno de los embutidos más antiguos de las islas, posiblemente se trata de un producto consecuencia de la evolución de los embutidos que introdujeron los romanos.
Para su elaboración se emplea carne de cerdo picada (de aproximadamente unos 0,5 cm de diámetro) mezclada con sangre, y a esta mezcla se le añade sal y otros condimentos (pimienta, pimienta roja, anís, piñones, etc..) La pasta resultante se embute en el intestino delgado de cerdo, atado en sartas. Los “botifarrons” se cuecen en una caldera a una temperatura de unos 90-95 º C, al baño maría durante aproximadamente una hora. Opcionalmente se someten a un proceso de maduración durante unos dos meses.
Los “botifarrons” se presentan en sartas, con una longitud variable de 10 a 15 cm y un diámetro de 2 a 4 cm. En general, el “botifarró” se consume crudo, asado o frito, aunque frecuentemente es un importante ingrediente de la cocina tradicional isleña.
Una variante del “botifarró” es el “botifarró blanco”. Se trata de un embutido parecido al “botifarró” tradicional dónde se elimina la sangre como ingrediente, este hecho le da un aspecto marmóreo con una coloración blanquinosa.

El Camaiot i la Varia
El “camaiot” y la “varía” (también denominado varía negro y en Ciutadella “cuixot”), es esencialmente en cuanto a composición y elaboración, el mismo tipo de embutido que el “botifarró”. Su diferencia se basa en la manera como se embute. Así el “camaiot” se presenta embutido dentro de la corteza de la pierna del cerdo, cosido y embutido dentro de una malla elástica. En cambio, la varía se presenta embutida dentro de la piel del cerdo, la espalda, incluido el estómago; los tejidos son previamente recortados y cosidos a mano. Una de las piezas más apreciadas de varía es el que vulgarmente se denomina como se “bisbe” (Obispo).

Fuente: Web del Ayuntamiento de Mahón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s